Logística 4.0, la revolución

La tecnología se ha convertido en uno de los aliados más importantes de la logística. La incursión de la digitalización, la impresión 3D y la robotización se están convirtiendo en claves para hacer más competitivas a las empresas. Los expertos Luis Anibal Mora y Alejandro Rodríguez, nos ilustran sobre este tema y el estado de la infraestructura en esta área de la región. Ambos fueron disertantes del Foro de Logística Internacional que organizó CAINCO y GS1 Bolivia.como-logistica-de-transporte-e-distribuicao-ajuda-seu-negocio

El mundo navega ya en el Internet de las Cosas, de Sistemas Ciberfísicos, donde la digitalización se ha convertido en la base de todo lo que hacemos y consumimos. La logística no escapa a esta realidad ineludible y de la mano de la denominada Industria 4.0, que se basa en estos conceptos, ya está incorporando estas nuevas tecnologías.

Luis Anibal Mora, director CEO de High Logistic Group y director titular de la Corporación Colombiana de Logística señaló que la “logística 4.0” es una verdadera revolución porque encara la digitalización de los procesos en esta área, la impresión 3D y la robotización de operaciones de almacenamiento y manejo de inventarios, con el fin de agilizar los procesos logísticos para estar a la vanguardia.

Las empresas que están adoptando la logística 4.0 se convierten en los líderes del mercado. Mora señala que hay avances en algunas empresas latinoamericanas, que han invertido e incorporado sistemas de información y tecnologías de punta en sus procesos internos logrando una mejor confiablidad y exactitud de sus inventarios y trazabilidad.

Sin embargo, para Alejandro Rodriguez hay camino por recorrer. Como presidente de GS1 Argentina y especialista en operaciones de supply chain y logística, considera que la incursión de tecnología en esta área es muy variada, dependiendo del rubro o mercado que consideremos. “Por ejemplo, en el sur de nuestra región la industria farmacéutica, automotriz y de explotación de recursos naturales está invirtiendo de sobremanera en tecnología, dado que los productos finales soportan la inversión.

En el rubro de consumo masivo hay varios proyectos de automatización de centros de distribución de proveedores y retailer ya funcionando o en proyecto”, apuntó.

Al comentar sobre la robotización y digitalización en este tipo de servicios empresariales, indicó que hay dos variables claves para que se avance en el campo de la logística más rápido de lo que viene sucediendo hasta ahora. Por un lado señaló el costo de mano de obra o la dificultad de obtener personal capacitado y por otro el avance imposible de medir de la venta por internet con todo lo que trae aparejado la Omnicanalidad . “Ya que estamos trabajando para satisfacer a un cliente cada vez más exigente que compara precios y servicios desde cualquier plataforma y quiere elegir entre varios métodos de entrega”, explicó.

La región y sus desafíos

Mora al abordar el tema de los problemas de la logística en Latinoamérica señaló que hace falta más infraestructura para conectar las empresas a los puertos marítimos y por otro lado más apoyo gubernamental a los proyectos de mejoramiento de las redes de transporte terrestre y multimodal y que retrasan el desarrollo logístico en nuestros países. Para ello opina que se requiere financiamiento para los megaproyectos de ampliación de la infraestructura de transporte y apoyo para facilitar la gestión de exportaciones de las empresas de los países latinoamericanos.

Por su parte Rodríguez coincidió que básicamente el problema macro está originado en la geografía de nuestros países y en la falta de desarrollo de nuestra infraestructura de transporte. Añadió que otra dificultad es el acceso a la tecnología de información por parte de las pequeñas y medianas empresas, lo cual encarece el proceso logístico debido a la excesiva mano de obra en los procesamientos de pedidos y mantenimiento de inventarios.

“La solución es seguir desarrollando mejores prácticas y estándares que puedan ser adoptadas por estas empresas a través de acciones de apoyo gubernamental y profundizando el trabajo colaborativo en forma vertical entre los grandes jugadores y estas empresas para buscar una integración de la cadena de valor”, opinó.

Recalcó que además se precisan reglas de comercio claras y sobre todo apoyo para modernizar las pequeñas empresas. “Hoy es muy marcada la diferencia entre los países altamente desarrollados y algunos de nuestra región en cuanto a infraestructura y reglamentaciones de puertos, rutas, sistema ferroviario y aduanas entre otros”, concluyó.

LA LOGÍSTICA 4.0

Gracias a la logística 4.0 los sistemas de planificación actuales están destinados a desaparecer debido a su uso marginal, tales como sistemas de intercambio de información tradicional: email, teléfono o fax.

Por lo tanto, la optimización de la cadena de suministro viene de la mano de la Logística 4.0, a través de nuevas conexiones y nuevos interfaces. A través de las nuevas programaciones podremos garantizar que la producción se más personalizada, la gestión de los envíos se realice de forma más eficiente en función de las previsiones de demanda, una reducción de los stocks y del almacenaje, optimización en las rutas, sistemas de geolocalización y conocimiento de la ubicación y trazabilidad de la mercancía, etc.

Actualmente ya están entrando en juego soluciones innovadoras que se están empleando en el sector logístico: los etiquetados inteligentes, empleo de las TIC, módems GPRS y 3G, RFID. Además, se están implementando innovaciones aplicadas al ámbito de la logística: utilización de redes low power (las cuales permiten sensorizar los palets), web browsers o apps, etc.

Todas estas innovaciones darán lugar a la generación de nuevos datos, que se gestionaran y tratarán a través del Big Data. Esto implicará la generación de nuevas aplicaciones y plataformas que agilizarán de una forma más sencilla la interconexión de todos los servicios y protagonistas de la cadena de suministro y transporte.

Para que el sector de la logística se pueda adaptar por completo y de forma eficiente a todas estas innovaciones, ha de producirse también una evolución lógica en la intralogística, que dé lugar a la optimización de los procesos de manutención dentro de los almacenes.

1

 2

La Guía Logística 2015, publicada por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) describe en uno de sus capítulos la situación de la logística en América Latina y el Caribe. Esta publicación resalta que la logística es un factor clave para el desarrollo económico y la competitividad. De acuerdo a la OECD, CAF y la CEPAL (2014), los costos y calidad de la logística tienen implicancias fundamentales para el crecimiento económico y el impulso del comercio.

Este estudio identifica que los costos logísticos de América Latina son muy elevados en relación al valor de sus productos, afectando negativamente la competitividad de su oferta exportable y el consumo interno. A pesar de los importantes logros obtenidos por la región en materia de provisión de infraestructura de transporte durante la última década, los costos logísticos son aún muy elevados y pueden llegar a representar entre un 30 y un 50% del valor del producto.

ALTO COSTO – DETERMINANTES

  • Déficit en Infraestructura de Transporte.
  • Elevados Costos de Transporte.
  • Altos Niveles y Costos de Inventarios.
  • Deficiente Información y Gestión Logística.

El desempeño logístico deficiente de la región significa altos costos. A nivel micro, los costos logísticos representan entre el 18 y el 35% del valor de los productos (24.5% promedio), comparado con un 8% para los países de la OECD o 9% para Estados Unidos. A nivel macro, los costos logísticos en los países de la OECD representan el 9% de su PIB, en tanto que para LAC alcanzan entre el 16 y el 26% de su PIB.

Este estudio de BID también identifica que los costos de transporte son el rubro más alto dentro del costo logístico. La insuficiente infraestructura afecta el desarrollo del comercio en América Latina, donde la mayor brecha se observa en el sector transporte, especialmente el carretero. En promedio, el costo de transporte de carga explica hasta casi un 40% de los costos logísticos totales. No obstante, hay diferencias entre sectores económicos, por ejemplo, en la agroindustria, los costos de transporte alcanzan al 36% de los costos totales, mientras que en la minería no superan el 20%. En la industria textil, el costo de transporte ronda en el 35% del costo total.

Los costos de transporte terrestre de carga de América Central llegan a duplicar a los de África (US$/ton-km). Según el Banco Mundial, el costo del flete de América Central (año 2012) es elevado incluso con respecto a los de África. Este parece ser un factor clave para explicar la baja competitividad de la región y el deterioro verificado en su posición competitiva a nivel mundial.

Una de las causas del elevado costo de transporte en la región es la falta de co-modalidad. La preeminencia del transporte carretero (unimodalidad) es generalizada en la región y se calcula que es 15 veces más elevada que en los Estados Unidos. De acuerdo a Gomes (2010), sistemas de transporte co-modales reducirían los costos de transporte en un 57%, junto a una importante reducción de externalidades sociales negativas (27%) asociadas principalmente a reducción de gases contaminantes.

Otro dato que señala la situación de la logística en la región es que el 57% de las exportaciones de América Latina son perecederas o intensivas en servicios logísticos, lo que hace acuciante el cierre de la brecha logística. Para los países de la OECD, sólo el 17% de sus exportaciones son sensibles a demoras y/o a servicios logísticos intensivos; en contraste, para la región, más de la mitad de sus exportaciones se ve afectada por la falta de infraestructura y servicios logísticos confiables y de calidad. De acuerdo al relevamiento de la OECD, la minería, productos químicos, de madera, minerales y derivados de papel son intensivos en servicios logísticos, mientras que manufacturas industriales (ej. instrumentos de navegación, circuitos eléctricos, derivados químicos), vegetales y productos textiles son sensibles a demoras.

Los elevados costos logísticos afectan en particular a la oferta de productos primarios exportables. El sector agrícola juega un rol comercial y productivo central en la región. Existe un “casamiento’ directo entre la oferta agrícola exportable de la región y los costos logísticos. Como puede apreciarse para el caso de Centroamérica, los costos logísticos de algunas cadenas productivas típicas de la región representan entre el 35 y el 50% del precio CIF. La reducción de estos costos tendría, por tanto, un impacto directo en la posición competitiva de las exportaciones de esa región.

Al mismo tiempo, es importante destacar que los costos de pérdidas de carga son muy elevados para la región, y estos también forman parte de los costos logísticos. Se calcula que el 50% de la fruta producida en Latinoamérica se pierde o se derrocha antes de que llega a destino. Las mayores pérdidas se producen durante la etapa de almacenaje y distribución ante problemas en la provisión y coordinación de servicios logísticos.

Asimismo los costos logísticos son un componente significativo del costo de los alimentos, por lo que su reducción tendría un impacto directo sobre el nivel de pobreza en la región. La logística puede incrementar el precio de los alimentos entre un 30% y 100% entre la producción y su envío. Por tanto, la reducción de los costos logísticos tiene un impacto directo sobre el nivel de pobreza en la región.

Conectados con el medio ambiente

La logística verde o a la inversa está tomando cada vez más relevancia junto a la denominada logística 4.0 porque define una cultura de cuidado del medio ambiente y de la salud.

Luis Anibal Mora afirmó que en la gestión logística se han adoptado prácticas verdes como la estibas de plástico y las bodegas verdes que manejan materiales reciclables y renovables. “Esto ayuda a mitigar el daño ecológico producido por la emisión de dióxido de carbono que se produce por el uso de combustibles fósiles y migrar a combustibles limpios”, dijo. Añadió que así se aminora el daño ambiental y se genera un área más pequeña para las devoluciones y su proceso de eliminación de productos tóxicos del ambiente.

Entre las estrategias más usuales de logística inversa se encuentran: la reparación de productos que proporciona una calidad específica a los artículos el reciclaje, referido a la recuperación de materiales contenidos en la mercancía.

Igualmente se encuentra el reprocesamiento, que implica la clasificación, restauración y re-ensamble, así como la recuperación de pequeñas partes del producto devuelto que son reutilizadas.

Bajo este concepto se pueden generar ahorro de costos estrategias como la venta/ donación, que es la entrega de productos en punto de venta remates o donación a instituciones; y  la opción del vertedero, que deposita el material en una zona de confinamiento.

En el marco del cuidado del medio ambiente la calidad y embalaje, los costos y la vida del producto, son factores que influyen directamente tanto en logística directa como logística verde, por lo que es importante que las organizaciones analicen cuál es su relevancia dentro de su proceso de producción.

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: