En el Núcleo de la productividad

CAINCO, junto al programa AL-Invest 5.0, está creando nuevos Núcleos Empresariales, en los cuales grupos de empresarios de un mismo rubro se unen para abrir nuevos mercados, buscar financiamiento y negociar mejores proveedores, entre otras actividades. Una oportunidad para confirmar lo que los bolivianos sabemos bien: La unión hace la fuerza. pins-tacks-office-mirror-colorful-pointed-macro

Es la primera reunión del Núcleo Empresarial de Hoteles: Más de 20 propietarios y gerentes generales hoteleros están sentados alrededor de la gran mesa de reuniones y escuchan –quizá con un poco de recelo- a Natalia Versalovic, Consejera de Núcleos, que luego de una breve introducción, les pide: “Por favor, sin hablar ni copiarse, escriban las dificultades diarias que tienen en su empresa en los rectángulos de cartulina que tienen delante”.

Algunos empiezan lento y mirando a los costados mientras piensan que ellos jamás le contarán a su competencia directa los puntos débiles de su empresa. Otros se emocionan y dejan correr las ideas como desahogando algo que querían contar hace mucho. Natalia pasa por cada lugar recogiendo los rectángulos para mezclarlos y acomodarlos en una pila de declaraciones que se vuelven anónimas.

Hasta ese momento todavía el ambiente es frío, pero todo empieza a tener sentido cuando la Consejera lee en voz alta las tarjetas: los problemas escritos se repiten una y otra vez. “Tengo problemas por el recambio constante del personal”, “Mis proveedores me fallan a menudo”, “Mis empleados no tienen la capacitación que requieren sus puestos”. Los mismos problemas aparecen hasta en cinco o seis tarjetas y el diálogo empieza a fluir entre los presentes.

En las próximas reuniones, mediante una metodología creada especialmente para los Núcleos, la Consejera ordena los problemas y genera un plan de acción para buscar soluciones: Capacitaciones para el personal de recursos humanos de todos los hoteles, charlas motivacionales para todos los empleados que tienen trato con el cliente, compras conjuntas con los proveedores para negociar mejores precios y tiempos de entrega, son algunas de las actividades que salen de los propios integrantes del Núcleo, que ya para la tercera reunión tienen un grupo interno de WhatsApp, intercambiaron algunos trucos y empatizan mucho más. Además todos saben mucho más sobre su rubro, tienen valiosos nuevos contactos y el sentimiento de que juntos, todo será más fácil.

NACIDOS PARA AYUDAR

“La idea origen de los Núcleos Empresariales es simple: son grupos de entre 15 y 25 empresas del mismo rubro que se reúnen de forma periódica para encontrar soluciones y prácticas conjuntas a problemáticas que comparten como sector. Existen dos claves fundamentales para que un grupo de empresarios se vuelva un Núcleo Empresarial: la primera, que cuenten con un Consejero que coordine el trabajo en conjunto y las actividades a realizarse; y segundo, que tengan una Cámara o Institución que los respalde, en este caso CAINCO”, explica Jordi Castan, un experto Consejero de Núcleos con más de 20 años de experiencia.

Esta metodología de vinculación empresarial empezó en Brasil en los años 90 como una forma de evitar la quiebra de las nuevas empresas (En Latinoamérica 3 de cada 5 nuevas empresas quiebran dentro de los primeros tres años de existencia). Se obtuvo tan buen resultado que ahora existen Núcleos Empresariales en África, Asia, Europa y América, en países tan diversos como Brasil, Bosnia, Uruguay, Argelia, Ruanda, Ecuador, Sri Lanka, Bolivia, Mozambique, Perú o Colombia, entre otros.

CAINCO tiene más de 10 años de experiencia generando y trabajando con Núcleos Empresariales. A lo largo de este tiempo se han obtenido grandes historias de éxito. Muchos pequeños emprendimientos familiares ahora son empresas consolidadas en el mercado y también algunos Núcleos Empresariales se convirtieron en asociaciones empresariales con personería jurídica, tal es el caso de la Asociación de Cadenas de Farmacias (ACAF) y la Asociación Boliviana de Supermercados (Asobsuper).

AL-Invest 5.0, el programa de fomento empresarial más importante de la Unión Europea en Latinoamérica, que es coordinado por CAINCO para toda la región, tiene como una de sus principales metas incentivar y apoyar las actividades que se generen dentro de estos núcleos. Con el apoyo del AL-Invest 5.0, en lo que va de este año ya se realizaron Misiones Empresariales a Panamá, Perú (en tres ocasiones), México y Brasil; además los Núcleos Empresariales tuvieron beneficios para participar en la Rueda de Asociados de CAINCO, en foros y en ferias locales, nacionales e internacionales.IMG_20160825_122021707_HDR.jpg

DESDE ADENTRO

“En apenas dos meses ya recibimos capacitaciones de primer nivel que me ayudan a mantenerme siempre al día como profesional y a incrementar la calidad de mi trabajo”, cuenta Verónica Azogue, propietaria del salón de belleza Secretos de Belleza. Ella se encuentra en el descanso de una capacitación en Maquillaje Profesional en la Escuela Mary Lizzie, que el Núcleo coordinó con el apoyo de CAINCO y AL-Invest 5.0.  “Somos un grupo unido que descubrimos que entre todos nos podemos ayudar mucho porque todos queremos lo mejor para nuestro negocios y nuestro rubro”, finaliza antes de volver al curso.

“Estar en CAINCO nos permite generar contactos con posibles clientes y participando del Núcleo de Empresas de Tecnología, nos preparamos en conjunto para participar de actividades como esta y para tener exitosas reuniones”, explica Andrés Aponte de la empresa de software Arandu, mientras espera a su siguiente reunión en la Rueda de Negocios de Asociados de CAINCO.

Víctor Hugo Paredes, gerente general del Hotel Victoria, que participa del Núcleo de Hoteles, ya tuvo la oportunidad de asistir, entre junio y agosto, a Networkings, ruedas de negocios y foros. “Hemos identificado nuestros problemas como sector y el Núcleo canaliza esto aplicando actividades enfocadas en dar soluciones que benefician a todo el sector”, explica a la salida de un Foro de Management.

Estos son participantes de algunos de los 12 nuevos Núcleos Empresariales que se crearon en CAINCO este año con el apoyo del programa AL-Invest 5.0, que tiene por meta duplicar este número para fortalecer la productividad de las Mipymes cruceñas. Además de ellos, también están las personas que llevan años participando de Núcleos en CAINCO y que ya tienen empresas que se consolidaron con la ayuda de la unión que se genera mediante estos grupos de trabajo.

“La experiencia de La Casa de la Miel en los núcleos empresariales no pudo ser más beneficiosa. Aprendimos la importancia de tener una marca e imagen, la buena atención al cliente y sobre todo, la importancia de la mejora constante. Gracias a ser un grupo unido pudimos participar de ferias y cursos que solos no podríamos haber pagado”, explica Laida Vaca, quien empezó vendiendo miel desde la ventana de su casa y que ahora, después de participar del Núcleo de Empresas Gastronómicas, está por inaugurar su propia procesadora de miel.

“Nos hicimos una gran familia que hasta el día de hoy trabajamos juntos como amigos. Con esta unidad pudimos insistir para entrar en los supermercados, accedimos a mejores proveedores y aprendimos a profesionalizar nuestros emprendimientos. Yo estaré siempre muy agradecida a mi Núcleo, a mi Consejero y a CAINCO”, cuenta Marina Suárez, propietaria de Horneados Únicos, la marca de masitas cruceñas líder en el mercado.

“Entendimos la importancia de la capacitación constante como herramienta para que nuestros trabajadores se sientan parte de la empresa. Con esto logramos aminorar la rotación de personal y además elevamos nuestra productividad logrando perfeccionar nuestros procesos productivos”, analiza Fernando Medina, del restaurante La Casa del Camba, que participa de Food Club CAINCO, un grupo empresarial gastronómico nacido de un Núcleo Empresarial y que ahora va por una nueva etapa de sofisticación y crecimiento de mercado.

RADIOGRAFÍA DE UN NÚCLEO

“Lo primero es sensibilizar a los empresarios, ya que hay algunos que creen que su negocio está muy bien y no necesita mejorar. Otros son muy desconfiados porque la gente solo suele llamarlos para venderles algo o para cobrarles”, explica Veronique Chavane, que llegó desde Alemania a dar una capacitación de Núcleos en CAINCO. “Por eso siempre la primera reunión es solo para explicar los beneficios, para que se conozcan entre ellos y para que se familiaricen con la metodología y con su Consejero”, complementa.

“En esta primera reunión hacemos una breve presentación de cada uno, les mostramos las historias de éxito locales que se han generado en los Núcleos y también les explicamos las formas de trabajo que utilizaremos. Es importante recalcarles que nunca se pide informaciones sensibles sobre sus empresas y que la mayoría de las veces se trabaja con tarjetas para que todo sea anónimo”, comenta Anelise Velasco, integrante de la nueva generación de Consejeros de Núcleos de CAINCO. “También es importante que entiendan que ahora, con el programa AL-Invest 5.0, tenemos facilidades para realizar las actividades que el grupo plantee”, agrega.

La siguiente reunión es para definir los problemas más evidentes que tienen las empresas. Es decir, lo que les afecta en su día a día. “Es necesario que los empresarios entiendan que en los Núcleos trabajamos sobre el interior de sus empresas y no sobre los problema externos. Es decir, un Núcleo Empresarial no puede cambiar las leyes del país o los sistemas impositivos, pero sí puede hacer que las empresas entiendan de la mejor manera cómo se debe pagar los impuestos y qué hacer para estar en regla con las leyes”, comenta Miguel Ángel Señoranis, otro nuevo Consejero.

Luego que los problemas son identificados y organizados por áreas de trabajo, se inicia el proceso de búsqueda y propuesta de soluciones. Acá empiezan a aparecer las actividades y todo comienza a fluir mucho más. Amanda Castro, lo explica: “Todos se contentan cuando escuchan que la capacitación que siempre quisieron es la que también deseaban y necesitaban sus colegas y más aún cuando entienden que si se unen pueden acceder a ella”. Este es el punto donde el Consejero ya conoce bien a los miembros de sus Núcleos y ellos van tomando confianza con él. Además el Consejero ya tiene concretado su plan de acción respecto a las actividades convenidas y estas empiezan cuanto antes.

Al mes de la primera reunión de presentación, un Núcleo ya puede estar llevando a cabo sus primeras actividades. Por lo general serán pequeñas capacitaciones puntuales. “Un Núcleo empieza con cuestiones generales, como las relacionadas a impuestos o contratación de personal, y cuando un Núcleo ya tiene seis meses o un año de vida las actividades se vuelven cada vez más interesantes: tener un stand en una feria internacional, hacer una profunda consultoría en sus empresas o incluso visitas grupales a todas las empresas del sector. En esas actividades se logra afianzar la relación y mantener una unidad duradera y beneficiosa para el sector”, agrega Rosmery Bulacia, Consejera de Núcleos con más de 10 años de experiencia en CAINCO.

La competencia se vuelve una alianza, los empresarios ya no están aislados en sus empresas, los pequeños emprendedores que inician pueden aprender de los experimentados y los experimentados ven las innovaciones que traen las nuevas generaciones. Todos en actividades permanentes en pos de mejoras para todo el sector. Así es como los Núcleos Empresariales nos confirman el eterno logo de nuestra moneda: La Unión es la fuerza.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: